• twitter
  • facebook
  • rss


diccionario de economía
 

AUTOMOTRIZ

  • Enviar por correo
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
Compartir en Facebook
Automotrices chinas tienen éxito gracias a recortes inteligentes
China sigue progresando en la fabricación de autos y hay una razón para eso: los recortes inteligentes.

Automotrices chinas tienen éxito gracias a recortes inteligentes
China sigue progresando en la fabricación de autos (Creditos: Google)

18/09/2012 09:43:21 a.m.|Reuters.- Zhejiang Geely Holding Group Co, uno de los fabricantes de automóviles más grandes de china, realizó entre 20 y 25 pruebas de choque cuando desarrolló su popular modelo Panda, dijeron a Reuters ingenieros involucrados en la construcción del vehículo.

Los fabricantes globales de autos habitualmente llevan a cabo entre 125 y 150 pruebas de choque para cada nuevo modelo. Al confiar más en simulaciones computarizadas, Geely ahorró al menos 200 millones de yuanes (31,57 millones de dólares) y dos años en tiempo de desarrollo del Panda, indicaron los ingenieros.

Reducir las pruebas de choque, escatimar en ornamentos, simplificar los diseños, usar materiales más baratos y, en una desviación respecto de la industria, subcontratar la mayor parte de su trabajo de diseño e ingeniería tiene un efecto profundo en las bases de costos de los decenas de fabricantes de autos chinos.

Algunos ahora pueden vender vehículos más baratos
y avanzados por unos 40.000 yuanes (6.350 dólares), menos de la mitad del precio de un Toyota regular.

Hace 10 años, ningún consumidor chino con discernimiento habría comprado autos diseñados en su país. Esos vehículos no solo eran acusados de ser falsificaciones ilegales de modelos extranjeros, sino que tampoco se confiaba en su calidad y seguridad.

Ahora, a pesar de una imagen poco atractiva, algunos modelos locales muestran un equilibrio entre accesibilidad y calidad aceptable. En China es el tiempo de los buenos autos y eso tiene potenciales implicancias para la industria automotriz mundial.

Modelos como el Panda y el Great Wall Haval H3 se están volviendo populares no solo en China, sino cada vez más en mercados emergentes, desde Indonesia hasta Egipto y Ucrania.

A su vez, eso está derivando en niveles récord de exportaciones de autos de China, incluso en un momento de desaceleración económica del país asiático.

Las exportaciones de vehículos producidos en China alcanzarían a un millón de unidades este año, respecto a las 849.500 del año pasado. Algunos analistas del sector proyectan un aumento del 50 por ciento a 1,25 millones de vehículos.

Algunos ejecutivos de grandes manufactureras extranjeras dicen que el nuevo modelo de producción de buenos autos de china propone un serio desafío a la manera en que opera la industria internacional.

Normalmente toma cuatro o cinco años para que las empresas establecidas como General Motors Co y Toyota Motor Corp presenten un nuevo coche. Los fabricantes chinos ahora pueden hacerlo en solo dos años y medio, gracias a un proceso de diseño abreviado.

El enfoque chino es producto de un extraordinario crecimiento de su industria automotriz. Mientras el país se fue abriendo a Occidente, los fabricantes de autos se enfrentaron a clientes pobres en casa y a productos sofisticados hechos en el exterior, por lo que tuvieron que conformarse con producir autos baratos para las masas.

El veloz crecimiento de la economía china derivó en la creación de más de 100 automotrices registradas para principios de la década del 2000, aunque en su mayoría con falta de experiencia y limitándose a copiar los diseños extranjeros.

Actualmente existe una serie de empresas de diseño que se encargan de llevar adelante los avances en la accesibilidad y la calidad en la industria.

Las automotrices locales son tan nuevas que no tienen tiempo de formar sus propios ingenieros y los mejores en general se dedican más a la fabricación que al diseño.

Al utilizar las mismas pocas firmas para el diseño y la ingeniería, los fabricantes chinos han creado efectivamente un espacio de tecnología automotriz nacional.

A pesar de los avances, los estándares de seguridad en los autos fabricados en China sigue estando por detrás de los producidos en Estados Unidos y Europa, en parte debido a que el Gobierno no impone exigencias severas en la materia. (Editado en español por Damián Pérez/Gabriela Donoso)
¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador