• twitter
  • facebook
  • rss


diccionario de economía
 

PDVSA

  • Enviar por correo
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
Compartir en Facebook
Explosión en Amuay habría sido causada por bomba de olefina
Rafael Ramírez descartó que el sabotaje haya sido cometido por trabajadores de la empresa.

Explosión en Amuay habría sido causada por bomba de olefina
Cinco cámaras de seguridad captaron la explosión, pero no hay registro audiovisual de ingreso de infiltrados. (Creditos: AP)

10/09/2013 12:44:50 p.m.|José Gregorio Martínez.- Un año después de la explosión en el Bloque 23 de la refinería de Amuay, ocurrida el 25 de agosto de 2013, Rafael Ramírez, ministro de Petróleo y Minería, presentó ayer el informe del comité de investigación de la estatal petrolera que confirma la hipótesis de sabotaje que desde un principio sostuvo el Gobierno. 

Acompañado de toda la junta directiva de Pdvsa , así como de Jesús Luongo, gerente general del Complejo Refinador Paraguaná (CRP) y del diputado Fernando Soto Rojas, presidente de la Comisión de Energía y Minas de la Asamblea Nacional, Ramírez precisó durante una exposición de más de tres horas que el accidente fue causado en una bomba de succión 2601 del tanque 209, a la que, de manera deliberada, le fueron aflojados los espárragos (especie de tornillos) de la base.

"Los espárragos se fracturaron debido a un proceso de fatiga mecánica, como resultado de haber sido aflojados en forma intencional. Está demostrado. Está fuera de nuestras operaciones, fuera de nuestra intervención, fuera de nuestro registro".

El ministro explicó que en esta  área operan dos bombas de este tipo, la 1601 y la 2601, pero solo esta última estaba operativa porque la 1601 estaba parada por mantenimiento. 

De acuerdo con los resultados de la investigación, aproximadamente una hora antes de la explosión comenzó la fuga de olefinas de manera acelerada, al punto que en apenas 10 segundos la nube que se formó alcanzó una altura de siete metros y en 10 minutos ya se había dado las condiciones para la ignición. La dirección del viento también habría tenido una importante influencia.

"La nube de gases de olefina que escapó de la brida de la bomba 2601 se desplazó en el sentido sureste, hacia el área del Destacamento 44 de la Guardia Nacional Bolivariana y se incendió al tratar de ponerse en marcha un vehículo (...) Probablemente, si la dirección del viento estuviese en la dirección habitual, el objetivo era que la nube de olefinas llegara a las plantas de proceso, y si hubiera llegado a las plantas de proceso y hubieran explotado, hubiéramos tenido que parar las operaciones de la refinería".

El presidente de Pdvsa desmintió la tesis de que la fuga llevaba días produciéndose. Según las líneas de operación arrojadas en la cabina de control, se habría iniciado aproximadamente una hora antes del accidente y habría sido al menos de un diámetro de 2,9 pulgadas. 

Aunque Ramírez alertó el pasado 25 de agosto desde la refinería de Amuay sobre infiltrados que habían llegado a puestos sindicales con las camisas rojas del chavismo, en esta oportunidad descartó por completo la posibilidad de que el presunto sabotaje haya sido cometido por trabajadores de la empresa, ya que así lo corroboran los protocolos de seguridad, pues para acceder a algún equipo y realizar alguna intervención se requiere solicitar un permiso escrito y firmado y, una vez ejecutada la intervención, el supervisor de operaciones inspecciona el trabajo realizado.

"Nadie puede acceder a esta área sin un permiso; es decir, esta es una acción que se hizo al margen de nuestras operaciones. Está  descartado que fuera acción de alguna cuadrilla nuestra porque no hay registro alguno de eso".

Antes de entrar en detalle en cuanto a la manera de cómo se habrían aflojado siete de los ochos espárragos de la brida de la bomba, presentó cinco cámaras de seguridad que grabaron el momento de la explosión, lo que habría permitido determinar las coordenadas exactas de la fuga. 

Luego del evento en el que se presentó el informe, donde no faltaron las consignas políticas, dada la presencia de Ernesto Villegas, candidato a la Alcaldía Metropolitana de Caracas, Ramírez accedió a responder a las preguntas de los periodistas, siendo quizás la mayor inquietud: ¿Cómo fue que las cámaras de seguridad captaron el momento de la explosión, pero no registran evidencias del ingreso de personas ajenas a la empresa a las instalaciones?

Esta fue la respuesta del ministro: "Las cámaras de seguridad están para proteger las instalaciones y verificar cualquier evento operacional. En estos días hubo un fogonazo en el tope de la chimenea, entonces la cámara lo ve, lo verifica y sabes qué es lo que está pasando. No están diseñados nuestros sistemas para evitar infiltraciones y operaciones de este tipo, no están (...)  Las cámaras pueden determinar quién entra por el portón, quién salta el muro o la reja, no hay manera".

Este informe fue presentado faltándole aún 35 experticias al Ministerio Público, según precisó la semana pasada la fiscal Luisa Ortega Díaz. El ministro señaló el 25 de agosto que en esa ocasión no presentaba ese informe porque la Fiscalía no había culminado su investigación.
¿No has encontrado lo que buscas? Utiliza el buscador