Inicio » Tecnología » Internet » ¿Qué tan segura es la nube?
Foto: Pixabay

¿Qué tan segura es la nube?

Existen formas relativamente simples para aumentar la seguridad más allá de lo que ofrecen los sistemas

Emen.- A medida que el almacenamiento en la nube se vuelve más común, la seguridad de los datos es una preocupación creciente. Los datos casi siempre se guardan en una forma encriptada que tendría que ser descifrada antes de que un intruso pudiera leer la información. Pero, además, existen formas relativamente simples para aumentar la seguridad más allá de lo que ofrecen los sistemas.

¿Quién tiene las llaves?

Los sistemas de almacenamiento en la nube codifican los datos de cada usuario con una clave de cifrado específica. Sin él, los archivos parecen un galimatías, en lugar de datos significativos.

¿Pero quién tiene la llave? La mayoría de los servicios conservan la clave ellos mismos, permitiendo que sus sistemas vean y procesen los datos del usuario. Esto es mucho más conveniente que hacer que los usuarios guarden las llaves ellos mismos.

Pero también es menos seguro: si alguien más las tiene, pueden ser robadas o mal utilizadas. Y algunos servicios pueden tener fallas en sus prácticas de seguridad.

Más control

Algunos servicios en la nube menos populares, incluidos Mega y SpiderOak, requieren que los usuarios carguen y descarguen archivos a través de aplicaciones específicas que incluyen funciones de cifrado. Ese paso adicional permite a los usuarios conservar las claves de cifrado. Para esto, los usuarios renuncian a algunas funciones, como la posibilidad de buscar entre sus archivos.

Estos servicios no son perfectos: aún existe la posibilidad de que sus propias aplicaciones se vean comprometidas, lo que permite que un intruso lea sus archivos antes de que se cifren para cargarlos o después de descargarlos y descifrarlos. Un proveedor de servicios en la nube cifrado podría incluir funciones en su aplicación específica que podrían dejar vulnerables los datos. Y, por supuesto, si un usuario pierde la contraseña, la información es irrecuperable.

Protéjase

Para maximizar la seguridad del almacenamiento en la nube, es mejor combinar diversos enfoques. Antes de subir datos, primero encripte usando su propio software de cifrado. Luego suba el archivo codificado. Para tener acceso nuevamente al archivo, inicie sesión, descárguelo y descífrelo usted mismo.

Esto, por supuesto, evita que los usuarios se aprovechen de muchos servicios en la nube, como la edición en tiempo real de documentos compartidos y la búsqueda de archivos. Y la compañía que proporciona los servicios en la nube aún podría modificar los datos, alterando el archivo encriptado antes de descargarlo.

La mejor forma de protegerse contra eso es usar encriptación autenticada. Este método almacena no solo un archivo cifrado, sino también metadatos adicionales que permiten al usuario detectar si el archivo se ha modificado desde su creación.

En última instancia, para las personas que no desean aprender cómo programar sus propias herramientas, hay dos opciones básicas: encontrar un servicio con un software de carga y descarga confiable de código abierto y validado por investigadores de seguridad independientes. O utilizar un software de cifrado de código abierto de confianza para encriptar sus datos antes de subirlos a la nube; estos están disponibles para todos los sistemas operativos y generalmente son gratuitos o de muy bajo costo.

Cromo – El Observador – Ripe

Etiquetas-

Lo Último

lo Más Visto