La red social hizo el anuncio el jueves por la noche, tras varios meses de prueba en media docena de países -entre ellos Guatemala y Bolivia- con la voluntad declarada de privilegiar el bienestar de los internautas.

Concretamente, las fotos, enlaces o comentarios publicados por amigos y conocidos permanecerán visibles en la sección, a diferencia de los elementos procedentes de páginas a las que los usuarios calificaron como “me gusta”, que estarán menos presentes.

Este nuevo sistema debe permitir favorecer las interacciones y las relaciones personales entre los utilizadores, explica a la AFP John Hegeman, responsable de la sección de noticias en el seno del grupo.

“Es un gran cambio”, subraya. “La gente va a pasar de hecho menos tiempo en Facebook pero esto nos conviene porque esto hará más precioso el tiempo que pasan y, a fin de cuentas, será bueno para nuestra actividad”.

Facebook estima por ejemplo que una foto de familia tiene más valor para un usuario que el vídeo de una estrella o la publicidad de una marca de ropa.

“Pensamos que la interacción entre las personas es más importante que el consumo pasivo de contenidos”, insiste Hegeman, agregando que se trata de “una de las actualizaciones más importantes” que jamás haya realizado Facebook.

Los medios se preocupan 

Pero este nuevo funcionamiento preocupaba a los medios, que ven los contenidos difundidos en sus perfiles relegados a un segundo plano y temen importantes consecuencias en su capacidad para llegar a los lectores, a menos que patrocinen sus contenidos en la sección de noticias pagando una tarifa.